10 abr. 2018

Columna econónica de Benito Carlos Aramayo



        Columna economíca de Benito Carlos Aramayo (link audio)

 En la sección de economía Benito Carlos Aramayo realizó un primer análisis de economía dando un panorama general sobre la inflación, tarifas, endeudamiento público, coparticipación federal y evolución del empleo joven.





Quería reiterar el objetivo de esta columna que estamos haciendo desde hace varios años, siempre vamos a tratar de hacer un análisis objetivo de la realidad económica y social de nuestro país, ese sería el compromiso fundamental,  desde ya será  una opinión crítica de la política económica nacional, que obviamente no es de un José Luis Espert  o de un Cachanosky, tampoco es la de un kirchnerista, estas miradas,  mientras no tengan en cuenta que la evolución de la economía Argentina hay que enmarcarla en los problemas estructurales  que tiene de dependencia y persistencia del latifundio es imposible hacer un análisis científico de la realidad que nos agobia.

Diría Federico Engels en un famoso discurso de despedida a Carlos Marx refiriéndose a ciertos analistas  económicos y sociales “están tapados por la maleza ideológica que les impide ver la realidad”, nosotros vamos a intentar no tener esa maleza ideológica que nos impida ver lo que realmente  nos está pasando,  por eso vamos ir abordando tema por tema cada viernes las novedades que van a ir sucediendo este año tan importante.

El problema principal sigue siendo la inflación que no se para, de lo que va del año ya se acumula un 7 %, casi la mitad que ellos ajustaron como pauta del 15 % para todo el año, es decir que la perspectiva  es que esto supere el 20 % nuevamente, están aumentando los alimentos, los servicios, acaba de aumentar la nafta de lo que va del año ya lleva un aumento del 13.5 % y siguen los tarifazos,  aumento la energía, el agua, el gas. En las provincias particularmente está aumentando mucho más, cosa que no estaba ocurriendo porque el aumento mayor estaba por ahora en la región  metropolitana.
Esto significa un doble ajuste contra el pueblo porque las empresas monopólicas y las grandes cadenas de comercialización están trasladando el costo de los servicios, que son parte de sus insumos, a los precios de los servicios públicos al consumidor  y a las góndolas donde se abastece la población y la inflación obviamente sigue castigando con más fuerza a los más pobres.

La perspectiva de abril es que la inflación sea entre el 2.2 y el 2.5 %,  la situación es grave porque no hay recomposición salarial, hasta ahora no se ha resuelto la recomposición salarial  de los últimos siete meses que llevamos sin aumentos salariales,  porque no se quiere abrir  paritaria, esto ocurre desde septiembre  del  2017 hasta el mes de marzo, abril que estamos transcurriendo.

Otro tema es el endeudamiento público, en el año 2017 subió la deuda pública en 46 mil millones de dólares, ya anda rondando los 321 mil millones de dólares lo que representa un 60% del PBI, por este camino se va a una situación explosiva. El gobierno anterior había optado por tomar deuda interna sacándole  fondos de la ANSES, al Tesoro, al Banco Central y había dejado un porcentaje bajo en dólares de deuda externa en dólares, ahora se duplico lo que era la herencia del kirchnerismo, todavía tienen un margen para endeudarse pero inevitablemente esta  bomba va estallar, porque así lo dice la historia económica Argentina.

Este gobierno va por el camino del endeudamiento externo en dólares, en el gobierno anterior no tenía costos porque se tomaba fondos del Estado y era a costo cero, este endeudamiento en dólares tiene un costo mensual  y diario, porque tienen que pagar intereses y como el déficit del comercio exterior continua no hay dólares genuinos, por lo tanto el camino que han elegido es seguir endeudando hasta donde se pueda y están aumentando el pago de intereses y por lo tanto el déficit fiscal.

Hay que ver como se agrava esto en los próximos meses porque la sequía que desgraciadamente está afectando una parte considerable del territorio argentino, hará que baje el saldo exportable de granos y oleaginosas, somos un país que exporta una importante cantidad de granos y oleaginosas, también afecta otras exportaciones. En la provincia de Santa Fe la sequía está afectando el 40% del territorio según dice el INTA, se van a perder de exportar  6 mil millones de dólares, con el agravante que la soja está en baja en Chicago por esta situación de tensión que se ha creado entre EEUU y China, porque los chinos dicen que van a poner aranceles a las importaciones que provengan de EEUU.

Si no compran en EEUU, tal vez en países  dependientes como Argentina y Brasil no caiga tanto el precio, pero las perspectivas también son difíciles, hay un elemento que podría ayudar para disminuir algo el saldo negativo de la balanza comercial que es  si Brasil se recupera un poco más de lo que ya está sucediendo, tal vez las exportaciones industriales hacia ese destino mejoren. 

Otro tema que vamos a seguir es la evolución del empleo porque importa mucho  por la juventud, el gobierno dice que en el 2017 se habrían creado aproximadamente 300 mil puestos de trabajo, la mitad son por cuenta propia que ellos mismos reconocen, es decir son mono tributistas, es decir no hay generación de empleo importante en grandes empresas o ramas, salvo excepciones que son sectores que están creciendo como la construcción, la producción del acero, del cemento y otras ramas que tiene que ver con esta fase de reanimación parcial del ciclo económico que tiene la Argentina.

El tema del empleo en relación de la juventud, porque el problema que en la Argentina existen según los números oficiales del INDEC, 3 millones y medio de jóvenes que están que están entre los 17 y 24 años, vamos a suponer que un 50 % de estos jóvenes todavía está estudiando o consiguió algún tipo de empleo, es decir que hay otro 50 % de jóvenes, 1millon setecientos mil, que no tienen posibilidades de conseguir empleo y seguir estudiando y por más que haya algunas actividades de la producción que están recuperándose, la generación del empleo es ínfima en relación a esta cantidad de juventud que no tiene ninguna perspectiva de conseguir trabajo y seguir estudiando, por lo tanto el drama se sigue agravando en las condiciones actuales de la Argentina, que no  crece a un ritmo que cubra las necesidades de empleo que tiene el aumento vegetativo de la población, así seguimos en una situación de crisis social aguda.

Por último está el tema de la distribución de los recursos de la Coparticipación Federal de Impuestos, el año pasado  informamos en qué consistía el llamado Consenso Fiscal, que firmaron los gobernadores con el gobierno nacional, la realidad es que aumentó el porcentaje que se está girando a las provincias, pero hay una desigualdad enorme entre lo que reciben algunas provincias, por ejemplo el primer trimestre de este año con respecto al primer trimestre del año pasado, hay provincias que han recibido un 30% o un 44 % más de coparticipación, el tema es que la provincia de Buenos Aires recibió un 58 % trimestral en relación al año pasado, este es un tema económico que tiene que ver fundamentalmente con los objetivos políticos principales del gobierno macrista, porque se proponen  socavar la base electoral del peronismo en los 23 partidos que compone la provincia da Buenos Aires, esta es la realidad de lo que está pasando con los tributos nacionales. Si se compara con los que hacían los kichneristas que durante los 12 años repartieron un 29 % para las provincias y un 71 % se quedaba el gobierno nacional, el macrismo en el primer trimestre en este año repartió el 31.5 % a las Provincias y el 61.5 % se quedó Nación.

 Es decir que hay cierta mejora para las provincias lo que no quiere decir que les alcance a las provincias que son las más postergadas, que menos industria tienen,  que menos desarrollo tienen para abordar las necesidades de salud, educación y los servicios públicos básicos, pero hay una diferencia que tiene que ver con la política que se ha dado el gobierno nacional de tener bajo control a los gobernadores porque de lo contrario se le abre un frente más de todos los frentes que tiene abierto, por ejemplo la situación social y con los gremios que quieren  discutir el reinicio de las paritarias.    

Benito Carlos Aramayo